Vestimenta nupcial

Marzo 3 de 2014

Durante siglos la vestimenta se ha transformado de diferentes maneras, según los usos y costumbres de cada país, religión o cultura. Dentro del ajuar tradicional existen ciertas prendas que presentan un simbolismo particular dentro de la ceremonia matrimonial. Dentro de este conjunto se pueden mencionar tres elementos sobresalientes: el vestido, el velo y el ramo. Estos elementos se han adaptado a las diversas modas o corrientes de estilo imperantes a través de los últimos 150 años.

Ha sido muy importante la influencia que ciertas figuras han tenido sobre las futuras novias: figuras de la realeza o la vida política, del espectáculo y de la moda. La Reina Victoria de Inglaterra fue una figura esencial para definir el ajuar de novia moderno y la primera figura importante en utilizar el color blanco para su vestido de bodas. El matrimonio de la Reina con Alberto de Sajonia, fue un acontecimiento muy importante para la sociedad del siglo XIX, las imágenes de la pareja fueron muy difundidas, en gran medida al reciente descubrimiento de la fotografía. La imagen de Victoria con su vestido blanco, símbolo de pureza y virtud fue rápidamente aceptada y copiada por millones de mujeres alrededor del mundo. El vestido blanco se convirtió en estándar para el ajuar nupcial en el mundo occidental moderno.

El velo es otro elemento característico de la vestimenta nupcial, simbolizando la virginidad de la novia y su inocencia, valores altamente apreciados en las diferentes sociedades dónde se ha utilizado. El velo es uno de los elementos más antiguos de la vestimenta nupcial, elemento que ha estado presente en múltiples culturas. El acto de levantar el velo, por parte del novio al final de la ceremonia, ha tenido múltiples interpretaciones; la presentación de la novia como miembro activo de la sociedad, evitar el mal de ojo, y cómo protección de la identidad de la novia.
Tanto en la confección del vestido, como el velo se han usado diversos textiles, tales como: la seda, el encaje, el algodón hasta los materiales sintéticos de hoy en día.

El ramo tradicionalmente representa la pureza, fertilidad y el anhelo de abundancia. Es una tradición que comienza en medio oriente y es llevada a Europa por las cruzadas en la Edad Media. Originalmente la flor usada para el ramo nupcial es el azahar, esta flor se escoge como símbolo de pureza. Si bien se han utilizado diversas especies, es una constante el uso del color blanco.

Las bodas son un rito importante dentro de la vida social, ya que marcan el inicio de una vida en común entre deseos de virtud y prosperidad.

Referencias:

VV.AA. Gran Enciclopedia Universal, Quid Ilustrado. México. Ed. Promexa.1983.
Sparks, Nicholas. The Wedding. Grand Central Publishing, Nueva York. 2004.
Williams, Kate. Becoming Queen Victoria. Nueva York. Ballantine Books. Grand Central Publishing, 2004.
Dulcie M. Ashdown. Victoria and the Coburgs. Londres, U.K. Ed. Robert Hale, 1981.
Callejo, Jesús. Secretos Medievales. Barcelona. Ed. Planeta 2006.
Vida Conyugal y Sexual. Moragas, V y Corominas, F. 368 pp. Barcelona 1964.

20140303-093825.jpg
El Buen Tono. Reina Victoria. Cigarros. 1908.

20140303-093934.jpg
Nupcial. Cold Cream. Mediados del s. XX.

20140303-094019.jpg
Fotógrafo Desconocido. Novios. Principios del S. XX.

20140303-094037.jpg
Fotógrafo Desconocido. Cortejo nupcial. Principios del S. XX.

20140303-094113.jpg
Fotógrafo Desconocido. Cortejo nupcial. Principios del S. XX.

Etiquetas: , , ,