Templo de Romita. Plaza de Romita, Roma Norte

Junio 19 de 2013

Construido en 1530, el templo de Santa María de la Natividad es uno de los más antiguos en la Ciudad de México. Se encuentra en lo que fue la población prehispánica de Aztacalco, “lugar de las garzas”, barrio que hacia mediados del siglo XIX comenzó a ser llamado “Romita”, probablemente por un paseo arbolado que guardaba gran semejanza con otro ubicado en la ciudad de Roma. Muy cerca de este camino, a la vera de la Calzada de la Piedad, estuvo el célebre tívoli Petit Versailles. Del antiguo pueblo se conservan algunas construcciones y un fragmento de la traza original.

Con la llegada del siglo XX, el barrio de Romita adquirió fama de sitio peligroso incluso para los vecinos, aunque también era conocida la celebración del Martes de Carnaval que ahí se realizaba. Quizá el mejor ejemplo sea la breve descripción que realiza José Emilio Pacheco en Las batallas en el desierto:

Romita era un pueblo aparte. Allí acecha el Hombre del Costal, el Gran Robachicos, Si vas a Romita, niño, te secuestran, te sacan los ojos, te cortan las manos y la lengua, te ponen a pedir caridad y el Hombre del Costal se queda con todo. De día es un mendigo; de noche un millonario elegantísimo gracias a la explotación de sus víctimas.

Igualmente, en 1950 el templo y la plaza fueron utilizados como locación para la cinta Los olvidados, de Luis Buñuel.

La iglesia fue consagrada a San Francisco Javier en 1929, y la nave y la fachada sufrieron diversas modificaciones en 1973. Esta última cuenta con un campanario sencillo, un ojo de buey sobre la puerta de entrada y un nicho con una cruz de piedra como remate. Hoy día, la Plaza de Romita es un espacio idóneo para distraerse del ajetreo citadino.

Etiquetas: , , , , ,