Nivea: un clásico atemporal del diseño

Septiembre 10 de 2013

Fue creada en 1911, gracias a eucerit, revolucionario emulgente que conseguía combinar una sustancia activa con aceite y agua, manteniéndola estable como base para ungüentos y cremas. Por ser el producto central del universo NIVEA, su fórmula apenas ha variado desde sus inicios. La palabra NIVEA proviene del adjetivo “niveus/nivea/niveum”, que en latín significa blanco como la nieve.

Poco después de su invención, NIVEA Creme se vendía en una lata amarilla. La fantasiosa decoración de las letras verdes reflejaba la tendencia artística de la época: el art nouveau.

En 1924, NIVEA renovó tanto en el diseño de sus envases como su publicidad. El azul y el blanco se convirtieron en los colores representativos de la marca. La lata azul con el logotipo NIVEA en blanco hizo su primera aparición en 1925. Modificada mínimamente a lo largo de los años, la lata de NIVEA Creme es considerada un clásico atemporal del diseño.

Fue en 1959 cuando el logotipo de este producto, con el característico estilo gráfico en cursiva de la palabra creme hace su primera aparición sobre la lata. A esto se unen las potentes letras de la palabra NIVEA en tipografía románica clásica, lo que otorga gran relevancia al logotipo sobre el fondo azul de la lata.

La familia tipográfica NIVEA, diseñada exclusivamente para la marca por Achaz Prinz Reuss, consta de 12 variedades de letra. El efectivo y exitoso logotipo se ha mantenido invariable hasta nuestros días.

20130910-100103.jpg

20130910-100111.jpg

20130910-100118.jpg

20130910-100124.jpg

20130910-100130.jpg

20130910-100135.jpg

Etiquetas: , ,