Gonzalo, un gran maestro por Carmen Cordera

Noviembre 17 de 2011

Gonzalo es indiscutiblemente una de las personas más sobresalientes, humanas e inspiradoras que he conocido en mi vida. Para mí no sólo es un maestro en el sentido pedagógico, sino por la manera en que hace las cosas y por cómo te enseña, casi sin querer, con su ejemplo y con su pasión por todo lo que hace.

Entre otras cosas, me enseñó a confiar en mí misma, demostrándome que como diseñadora industrial podía hacer diseño gráfico, y hacerlo bien; también me enseñó pincel de aire, aunque ésa no era su materia: dibujábamos chiles jalapeños a las doce de la noche en su maravilloso estudio lleno de miles de cosas, sin ningún interés más que el de la pasión o la técnica por ser y aprender de una escuincla. Sí, como miles de cosas más.

Gracias a Gonzalo aprendí que detrás de algo simple, de un dibujito (como él dice) hay mil ideas. Mil cosas, mil mentes, que se resumen en ese papel.

Con su gran sentido del humor y su habilidad de inspirador y maestro, nos da cada día un nuevo sentido que nos ilumina y nos impulsa a seguir adelante con alegría, compartiendo con los demás sus experiencias.

Carmen Cordera. Directora de la Galería Mexicana de Diseño