Comics

Mayo 25 de 2017

Norteamérica es considerada la cuna del cómic, pues allí se inició su publicación en forma masiva en los periódicos, y también se empezaron a publicar los «comics books» (revistas de comics). El origen de la historieta en los Estados Unidos está estrechamente ligado al desarrollo del periodismo moderno.

La historieta pronto desarrollará su particular lenguaje icónico y las primitivas viñetas que eran características por ser todas del mismo tamaño y con los textos al pie, serían sustituidas por viñetas de diferentes tamaños y situación y, sobre todo, evolucionarán rápidamente los modos y alcances de los textos.

El uso de onomatopeyas, escritas con grandes letras, ciertos símbolos ya universalmente aceptados (como una bombilla que se enciende para explicar que el personaje ha tenido una idea) tienen un alcance comunicativo que difícilmente puede lograr otro medio de expresión. Inicialmente estas historietas tenían carácter cómico, de ahí el nombre: cómic-strip (tira cómica).

A mediados de los años ’30 surgen pequeñas compañías como All Star Comics, Action Comics, o Detective Comics. Las historias comienzan a subir de calidad. Los escritores y dibujantes adquieren un estilo característico del comic al que ahora se le llama «americano».

En 1938 llega «Superman» (derecha) de Siegel y Shuster, que inaugura la moda de los «superhéroes» disfrazados, poseedores de poderes extraordinarios y dotados de una doble personalidad.

En el comic americano los superhéroes siempre se meten en grandes líos y son los únicos capaces de salvar al planeta y en ocasiones al universo, están rodeados de enemigos, locos, maníacos o con grandes complejos, pero aun así nos impresionan y envuelven en sus maravillosas historias, dibujos y aventuras sin saber que nos depara el futuro.

>> Ver Galería

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , ,