litografis

Litografía

En el archivo del MODO no hay necesidad de ir al gimnasio, con las piedras para litografía nos basta para tener fuerzas… ¡Así es! ¿Porqué? 

Etimológicamente, la palabra litografía proviene de los términos griegos lithos, ‘piedra’, y graphe, ‘dibujo’. Este procedimiento fue creado hacia finales del siglo XVIII en el año 1796, por el inventor y músico de origen alemán Johann Aloys Senefelder y se basa en el principio de incompatibilidad natural entre sustancias grasas y acuosas (que tiene agua).

Para este tipo de impresión, primero, se dibuja o graba una imagen sobre una piedra caliza con un lápiz o cincel, es decir, material graso. A continuación, se cubre la piedra con una fina capa de ácido nítrico y goma arábiga, que es automáticamente rechazada por las partes dibujadas, debido a su incompatibilidad.

Después, se entinta la piedra, siendo que solamente las partes dibujadas se impregnarán con la tinta, gracias a la natural adherencia entre sustancias grasas. Finalmente, se presiona una hoja de papel contra la piedra litográfica y se obtiene la impresión de la imagen.

Hay piedras litográficas de todos tamaños, que van de los cuatro por ocho centímetros, con un peso de un kilo y medio, hasta una de 70 por 103 centímetros que pesa 230 kilogramos!!!. ¡Así que si no quieres ir al gimnasio… aquí en el archivo de MODO te esperamos para que cargues piedras y estés en forma!

Investigación y texto por Ricardo Salgado.

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X