Destapa la felicidad

Mayo 3 de 2019

Seguro que tú también has destapado la felicidad, me refiero a una lata o botella de Coca Cola, este líquido negro que se volvió el favorito de todo el mundo, pero, como empezó todo, a quien debemos tan genial invento, cual es la fórmula secreta del producto y por qué nos encanta, bueno estas a punto de averiguarlo.

Si tu mamá o papá te conto que la Coca Cola era un medicamento, están en lo cierto, todo empezó en Georgia Estados Unidos en el año de 1886, su creador el Dr. John Stith Pemberton, un farmacéutico local, creo un jarabe para Coca Cola el cual llevó hasta las instalaciones de Jacobs´ Pharmacy con la seguridad de que este nuevo jarabe era excelente, pero, como toda historia de éxito, el destino cambio todo, ya que este jarabe no paso a los estantes de medicinas, su destino era completamente diferente. Este jarabe se mezcló con agua carbonatada y así nació Coca Cola, esta refrescante soda que se vendía a cinco centavos el vaso, llegaría a conquistar el mundo. 

Y del nombre ¿Qué sabemos? Pues Frank M. Robinson era el socio del Dr. Pemberton, el cual pensó que las dos “C” tenían mucha presencia y estilo, además, encajarían a la perfección en el producto, así se decidieron por el nombre de Coca Cola, acertando no solo en el nombre si no en la caligrafía distintiva de la marca.

Pero si existen miles de bebidas en el mundo ¿Por qué la Coca cola es tan rica? Pues bien, ese es un secreto, aunque todas las marcas comerciales tienen que llevar por ley las propiedades del producto, Coca Cola resguarda su fórmula como un tesoro, de ahí que los competidores no puedan igualar la formula tan original, teniendo sabores, diferentes. Todo empezó cuando Candler, farmacéutico y político, compro los derechos del negocio, este visionario hombre agregó más sustancias a la bebida, dándole un toque especial, En 1919, Ernest Woodruff y un grupo de inversionistas compararon la compañía, tomando la receta secreta de los hijos de Candler, quienes se encargaban de resguardar tan valioso tesoro, de ahí Woodruff resguardaría en las bodegas del banco de New York los documentos más valiosos de la marca. En 1923 el hijo de Ernest Woodruf, Robert decide tomar las direcciones de la empresa, se cree que a este hombre se le debe el éxito de la marca, traslada la receta a los bancos de Atlanta, para finalmente, en 2011 llevar la receta al mundo de Coca Cola en Atlanta, donde descansan en una bodega a la cual difícilmente se entra.

Sin duda el mundo de Coca Cola es amplio y se puede seguir hablando de su historia, por horas y horas, pero que mejor que unos datos curiosos para abrir más la plática, mientras podemos destapar otra lata y llenar nuestro vaso, al fin pretextos para tomarnos una Coca Cola, siempre hay.

La publicidad es un punto importante para que cualquier producto salga adelante y por mucho que Coca Cola se venda sola, siempre tiene que haber una figura que la respalde, por ello en sus comerciales encontramos a celebridades emblemáticas, como Maradona, Elvis Presley, Luis Miguel y hasta el mismo Santa Claus.

Y si hablamos de Santa, no es verdad que Coca Cola lo vistió de rojo, pues antes de que Haddon Sundblom lo inmortalizara así para la marca, santa ya había tenido apariciones en revistas de protesta con este color. Lo que sí es verdad es que nadie se puede resistir a su sabor, por esto y mucho más Destapemos más felicidad.

Etiquetas: , , , , , , , ,