David Alfaro Siqueiros

Agosto 6 de 2019

El talento no está peleado con la política y la lucha por la igualdad, si existe una historia con estas características es la del artista mexicano Diego Afato Siqueiros, quien desde pequeño se vio rodeado de las masas humildes, siendo la voz de un pueblo, pueblo reflejado en sus pinturas y la manera de sobrellevar su vida.

Te vamos a contar algunos datos interesantes de este gran artista, como su paso por la cárcel, el intento de asesinato a Trotsky y su exilio a Estados Unidos. Conoceremos más al humano detrás de obras imponentes y así entenderemos más su lucha político social y la manera de expresar todo a través de murales.

Siqueiros nació un 29 de diciembre de 1896 en la ciudad de México, aunque el mismo decía que había nacido en Chihuahua. Su lado artístico estuvo siempre presente desde pequeño y fue este quien lo llevaría a estudiar arte en la Escuela Nacional Preparatoria por los días y en la Escuela de San Carlos en Bellas Artes por las noches.

Si bien era un extraordinario pintor su vida se vio llena de conflictos con las autoridades desde pequeño, pues como estudiante se involucró constantemente en huelgas para exigir una mejora en los planes de estudio, haciendo que su expulsión de las instituciones fuera inminente. Cumplido los 18 años Siqueiros se enlistó en las filas del ejército, lo que lo llevó a estar más cerca de las clases trabajadoras y vulnerables, lo cual reavivó su sentido de justicia. Los murales de David Alfaro Siqueiros expresan su interminable lucha, su amor por un sistema igualitario y sus diferentes puntos de vista con el gobierno; esto se puede observar en Marcha de la humanidad, Del Porfirito a la Revolución, La revolución contra la dictadura porfiriana, entre otras.

Sus constantes reclamos e intervenciones en la política lo llevaron a la cárcel, acusado de disolución social, paso 4 años en Lecumberri para finalmente ser exiliado a los Estados Unidos de Norte América. A pesar de sus esfuerzos, nunca se olvidó de su parte artística, su pasión por la pintura lo llevaron a convertirse en uno de los tres representantes del muralismo en México a lado de Diego Rivera y José Clemente Orozco, su pintura se basó en una técnica poli angular, lo que quiere decir que sus obras se pueden observar desde diferentes puntos para ser apreciadas de una manera distinta. Siqueiros logró crear el sindicato de artistas y el periódico machete, su descontento con el sistema lo llevo a no ser convocado para realizar trabajos, fue un tiempo difícil donde el artista no tuvo una solvencia económica, dejando así muchos trabajos sin concluir por falta de material, sin embargo y orgullosamente, mantiene el record del mural más grande, llamado “La marcha de la humanidad”. Sus obras aún se pueden observar en diferentes recintos importantes de la ciudad de México, por ejemplo, Ciudad Universitaria o en el recinto que lleva su nombre Alfaro Siqueiros.

Un dato curioso, pero no grato, es el intento de asesinato hacia Trotsky, aquel hombre que llegó de Rusia cobijado por Diego Rivera, Alfaro Siqueiros planeaba matarlo pues las diferencias ideológicas se antepusieron a la cordura, Trotsky no murió a manos de Siqueiros, sin embargo, su muerte si fue producto de una persona cercana a la familia.

Finalmente, Alfaro Siqueiros murió un 6 de enero del 1974 a los 77 años de edad en Cuernavaca dejando un legado artístico y social inigualable.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,