El brasier: de lo práctico a lo tendencioso

El brasier es un elemento de la ropa interior femenina que consiste en dos copas que cubren total o parcialmente el busto. Además de la conexión de las copas, tiene generalmente cuatro bandas, dos en los lados, que se sujetan el uno al otro en la espalda y dos sobre los hombros, que se unen a los otros dos en la espalda.

La historia del brasier está entrelazada con la historia de la mujer en la sociedad, y envuelve la evolución de la vestimenta y los cambios en la apariencia de su cuerpo.

La introducción de esta prenda es relativamente reciente. El brasier fue inventado y popularizado en Europa a finales del siglo XIX, pero fue hasta 1910 cuando Mary Phelps hizo una pieza cuyo diseño era ligero y suave, y separaba de forma natural los pechos. En 1914 se patentó el primer brasier moderno, y con ello inició el desarrollo de esta pieza de lencería.

Fue durante la década de 1930 cuando el brasier tuvo muchos adelantos en cuanto a fibras, telas, colores y patrones. También se innovó en el uso del elástico, en los tirantes ajustables y en el tamaño de las copas.

Durante el siglo XX, el énfasis en el uso de brasier ha pasado de lo práctico a lo tendencioso. En la actualidad, los diseñadores se esfuerzan por crear lencería que sea, al mismo tiempo, funcional y estéticamente agradable.

El brasiere se ha convertido en un símbolo de femineidad, cuyo significado erótico e importancia cultural van más allá de su función primordial.

Aquí algunos maravillosos ejemplares publicitarios en nuestra colección.

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X