IMG_6780

¡Todo suena mejor en vinilo!

Padre, abuelo, nieto quizá con esto te ilustremos mejor la historia de uno de los grandes en la industria musical, no nos referimos a un instrumento o a algún artista, simplemente nos referimos a el vinil. Podríamos decir que es el padre de los CD´s o el abuelo de los formatos digitales que conocemos, sin este elemento en la ecuación no se podría hablar de la música como hasta ahora la conocemos, pero ¿Cuál es su historia?

Recordemos como nuestras vidas empezaron a cambiar cuando al gran Thomas Edison inventó el fonógrafo cilíndrico en 1877, a partir de ahí la música nos acompañó y desde ese momento su evolución ha sido notoria, solo basta comparar los grandes formatos que se convirtieron en Cds o casetes para después darle paso a la música digital, que disfrutamos en nuestros celulares, tablets o cualquier dispositivo conectado a la red.

Entrando en materia hablemos del vinil, este soporte de almacenamiento de sonido creado de diferentes materiales que surgió y reino en el mundo de la música allá por el siglo XIX. Tenemos que recordar que estos formatos se popularizaron gracias a importantes bandas que acompañaron estos discos con impresionantes portadas, tal es el caso de los Beatles. Los años 40 fueron sin duda buenos años para el vinil gracias a las altas ventas registradas, pero ¿Cuáles eran sus especificaciones físicas?  Aunque existen diferentes tipos de velocidad y diámetros, los que más se utilizaban eran los de 3313 y 45 RPM capaces de grabar 22 minutos de buena música, con el tiempo esto fue cambiando y conforme a la demanda se crearon los discos de doble cara, que podían ser grabados por ambos lados, obteniendo el doble de música.

Pero como todo lo que sube tiene que bajar, la fama del vinil empezó a caer cuando cerca de 1980 la industria musical empezaba a cambiar, dejando atrás los viejos sistemas y adaptándose a la nueva tecnología, los medios digitales empezaron a sustituir los grandes platillos negros, para convertirse en casetes y cd´s, la época dorada del vinil había terminado.

Y podríamos decirte que este fue su gran final, pero no, en 2010 en Estados Unidos hubo una gran demanda de estos viejos sistemas musicales, la apreciación de los expertos del resurgimiento del vinil se debe a dos aspectos, los melómanos tienen una apreciación por los formatos físicos y dos por los grandes trabajos que se realizaban en materia gráfica para acompañar las portadas de los discos hacen que la experiencia se vuelva más placentera. Aunque no son la única causa, también se cree que estos formatos guardan la música con una mayor calidad.

Y si, quizá con el paso del tiempo pueda volver a mermar la demanda del vinil, pero no cabe duda que, con el simple hecho de verlos, tocarlos y escucharlos, viajamos en el tiempo y esa experiencia inigualable.  Además, existen rodando por el mundo ejemplares como el de los Beatles valuados en más de un millón de pesos, así que corre a tu vieja colección, quizá ya seas millonario.

Un comentario

    • David Xochihua

    Definitivamente los discos de jazz como el Kind of blue de Miles Davis, son sin lugar a dudas una chulada, más allá de los acetatos de rock, escuchar uno de blues o jazz de la vieja escuela te lleva a una memoria sonora que bien o mal todos tenemos.

    abril 3 | 2020

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X