KJLK

¡Que vengan los bomberos que me estoy quemando!

Existen héroes que no utilizan capa, hombres capaces de enfrentar los más peligrosos desastres   para salvaguardar la vida de otros seres humanos y animales sin importar su propia vida, hoy los honraremos contando su historia, orígenes, equipo de trabajo y datos curiosos, aquí arrancamos la historia del Heroico cuerpo de bomberos.

No todo empieza brillando y la historia de los bomberos es así, todo comenzó en Roma cuando Marco Licinio Craso hombre de negocios y senador organizó un escuadrón antiincendios. Hasta ahí todo bien, pero, no se le puede llamar héroe a alguien que saca ventajas de las desgracias, pues Marco Licinio era llamado a los incendios para apagarlos con la condición de que el inmueble que se estaba consumiendo por las llamas se le vendiera bajo circunstancias y precios favorables para él, si el dueño de la casa o negocio se negaba a venderlo simplemente dejaba que se consumiera por completo.

Pero como dice el dicho, a quien a hierro mata a hierro muere, este personaje de la historia, según las investigaciones, fue obligado a morir de una mera nada grata, se cuenta que su sentencia fue beber oro derretido, mientras su juez gritaba “Sáciate de este metal del que estas tan ávido” un final nada feliz. Aunque el final de sus días fue cruel, hay algo que debemos reconocerle, ser el precursor del noble trabajo de bombero.

A nadie le cabe duda de lo valiente que son los hombres y mujeres que trabajan en los diferentes escuadrones de bomberos que existen en el mundo.
El casco emblemático que llevan todos los trabajadores es para protegerse de algún derrumbe, los escudos representan la protección y prevención, sus principales herramientas son la manguera y las escaleras; una representa el camino recto, mientras que las mangueras simbolizan el trabajo y la unión, aunque en algunos casos se ve señala el valor con un hacha, en cuanto que la inteligencia de estos héroes se representa con una antorcha, lastimosamente en toda historia siempre hay héroes caídos y esta no es la excepción a todos los bomberos muertos en acción se les honra llevando en los escudos guirnaldas.

Oficialmente el 22 de agosto de 1873 fue creado el primer escuadrón de bomberos en México con sede en Veracruz. Sus inicios no fueron fáciles, en un principio los escuadrones eran formados por voluntarios que sabían poco de esta labor, poco a poco se les fue instruyendo hasta formar grupos con mayor experiencia. Para 1917 se adquiere un carro cisterna que ayudaría a las tareas contra el fuego y tres años más tarde se compraría el primer carro bomba.

Ahora sabemos que cada héroe que ha pasado por alguna institución y se ha formado como bombero tiene que ser reconocido por su valor, su historia y sus principios, que cada uno sin duda arriesgara la vida por llevar su trabajo acabo y a nosotros nos queda ayudarlos, reconocerlos y sentirnos orgullosos por tenerlos en momentos difíciles.

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X