globo

La vuelta al mundo

¡Hoy es un buen día para viajar! Y para eso no necesitamos ningún ticket de camión, avión o tren, pues con la imaginación y un globo terráqueo, saldremos a dar la vuelta. Aprovechemos la mención y la primera parada para contar algunos datos curiosos del globo terráqueo, tus pones el destino, nosotros la historia. ¡Vámonos!

Quizá hoy en día ya no ocupes o tengas la intención de comprar un globo terráqueo, quizá ni siquiera conocías uno, eso dependerá mucho de la edad y los usos que le puedas dar, pero en realidad hubo una época donde era fundamental para viajar o para estudiar, el globo terráqueo se trataba de una representación del mundo como su nombre lo detalla en forma de globo.

Eso puede sonar muy obvio, pero no siempre fue así, no siempre se mostró todo el territorio que conforma este planeta, la respuesta es obvia, recordemos que el continente americano se descubrió en 1492. Entonces ¿De quién fue la idea y como surgió este invento? Pues el mérito se lo atribuimos a Martin Behaim un alemán que incursionaba en el comercio y que además tenía muchos conocimientos en materia de astronomía. Este geógrafo realizo esta representación en forma de globo a petición de su ciudad Nuremberg.

Las características del primer Globo son extraordinarias, porque aún existe y esta resguardado en un museo de Nuremberg, cuenta con las constelaciones principales, además de solo tener las rutas que en ese tiempo se conocían, sin agregar a américa que era desconocida para parte del mundo, no cuenta con mediciones complejas, aunque no por eso deja de ser útil, además cuenta con un eje meridiano.

Además, tener un globo terráqueo en la antigüedad no era cosa de algunas monedas, pues su uso era raro y exclusivo para la aristocracia quien acompañaba estos objetos con representaciones de constelaciones. En datos curiosos Nuremberg se convirtió en el principal fabricante de globos hasta que su popularidad se extendió, ya para el siglo XX países como Estados unidos vendían y creaban sus prototipos con medidas más avanzadas.

Este viaje está a punto de concluir, por eso te vamos a contar como nuestros antepasados construyeron sus representaciones de lo que conocían hasta ese momento del mundo. Quizá los babilónicos no sabían mucho de globos, pero sí que sabían de geografía, es por esto que tallaban en piedras mapas. Los egipcios escondían sus tesoros y luego representaban mapas en hojas de papiros, lo cual les ayudo a desarrollar sus cualidades geográficas y no olvidemos a las civilizaciones mayas y aztecas que construyeron mapas de su territorio y constelaciones, aprovechando todo esto para crear espectaculares pirámides y calendarios complejos.

Es hora de aterrizar, pero no sin antes invitarte a que descubras el maravilloso mundo de la geografía, adéntrate más a este mundo, viaja y sobre todo cuida este planeta que nos ha dado mucho. Hasta la próxima. en 1810.

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X