blog 2

¡La Rosca de Reyes y ya!

Tan arraigada a nuestras creencias como a nuestra manera de cerrar e iniciar el año, así es la deliciosa rosca de reyes, un suculento manjar lleno de tradición y simbolismos que te contaremos hoy, así que prepárate un chocolatito y parte otro pedazo, eso sí cuidado con los muñequitos.

Tenemos que iniciar remarcando que esta tradición contiene en todos sus sentidos representaciones bíblicas basadas en la religión católica, dicho esto seccionemos nuestra rosca para entender el significado de cada uno de sus elementos. La forma circular del pan es el símbolo del amor de Dios el cual es infinito, sin principio ni fin, aunque también se cree que esta forma es una representación de la corona de los reyes magos. Pasemos a un elemento querido, pero no deseado, el niño o muñequito; este se esconde en la rosca y representa el acto que José y María realizaron al esconder a Jesús del rey Herodes, pues este mando a asesinar a todos los niños menores a dos años.  Demos paso a la fruta que adorna nuestro pan, esta simboliza el amor que los reyes magos llevaron a Jesús, aunque expertos sugieren que también hace alusión a los presentes que los reyes magos dejaron al niño dios.

Una mordidita más de historia. La Rosca de Reyes es un festejo muy popular que tiene sus orígenes en un episodio bíblico llamado Epifanía, este es el acto que corresponde al encuentro de Jesús con los reyes magos; cuenta la historia que tres hombres recorrieron un largo camino siguiendo una estrella para conocer al nuevo dios, estos hombres con características únicas llevaban oro, incienso y mirra como ofrenda a Jesús convirtiéndose así en lo tres reyes magos. Por estas razones los niños reciben cada 6 de enero regalos, para conmemorar así la Epifanía que da origen a Melchor, Gaspar y Baltazar. Recordemos que Epifanía significa Manifestación.

Regresemos a darle la última mordida a esta historia. ¿Sabías qué antes de colocarle muñequitos a la rosca se le colocaban habas? Para explicar esto tendremos que regresar a Francia y detenernos en el siglo XVII donde la tradición “pastel de haba” podría ser el antecesor de nuestra rosca, esta tradición se hacía para elegir un rey y era muy sencillo de realizar; dentro de un pan se escondía un haba y quien la encontrara se proclamaba nuevo rey. Estos festejos pasaron a España y fueron estos últimos los que trajeron la tradición a nuestro país.

¿Qué tal, sabías todos estos datos sobre nuestra rosca? Lamentablemente este blog lleno de sabor y tradición se ha terminado, pero tú puedes seguir saboreando nuestro México querido y sus tan coloridas tradiciones, eso sí cuidando la salud y cumpliendo con los tamalitos si te ha llegado a salir el muñequito. Nosotros nos despedimos por hoy y te deseamos un feliz día de reyes.

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X