Gabriel Pangea

Gabriel / Nuestro Mundo la Pangea

La interpretación que hace Gabriel de su hábitat, excede por mucho el más ordinario de los acuerdos. Él aborda, vaticina y ejemplifica lo que sucederá con la tierra en el año 2034: una reconfiguración entera del mapa terrestre hacia una nueva Pangea. En tiempos recientes ha existido una gran preocupación por el sitio que habitamos, es decir el planeta. Por diversas razones hemos volcado nuestros esfuerzos hacia mantener, de manera infructuosa, un equilibrio con el entorno. Gabriel, más allá de apelar a un compromiso con el planeta o nuestro mundo, profetiza no un cataclismo, sino un cambio en un año determinado. Y si atendemos con cautela su postulado, nos damos cuenta de que de no está del todo equivocado. En todo caso, la tierra y los continentes como los conocemos, terminarán reconfigurados sí en el año 2034, pero nos será difícil percibirlo.

La idea de la conformación de una Pangea cercana, es el pretexto idóneo para la experimentación material dentro de la obra. El desenfado y el montaje de los continentes, involucra conductas plásticas provenientes del expresionismo abstracto, también juegan con la idea del collage y la codificación de un leguaje que, nuevamente y de forma personal, sólo le pertenece a Gabriel.

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X