vinilo

El saxofón un extraordinario papel de sinfonias

Saxofón, Sax o Saxófono llámalo como quieras, aquí lo importante es saber la historia detrás de este singular instrumento musical, con el que podemos expresar, felicidad, amor, desamor y mil emociones más, las cuales nos causa su singular sonido.  Así que toma aire, sopla duro y comencemos una historia más en este blog.

Instrumento perteneciente a la familia de viento-madera regularmente construido de latón, su composición es muy parecida al del clarinete, pero no por ello registran los mismos sonidos. El genio al que se atribuye su creación es el músico y artista belga Antoine Sax, así es, este instrumento lleva el nombre de su inventor, quien provenía de una familia que ejercía el trabajo de crear instrumentos musicales, pero ¿Cómo llego a la mente de Antoine el saxofón? ¿Cuál fue su inspiración? Todo comenzó cuando este genio de la música se disponía a mejorar el clarinete, el punto clave era obtener una calidad más alta en cuanto a sonoridad se refiere, pero como todos los experimentos este consiguió algunas versiones que no eran precisamente lo que buscaba, entre estas variaciones Antoine descubrió un prototipo con un sonido particular, muy diferente a las flautas y clarinetes, es así como en 1845 patentó el saxofón.

Su adaptación al mundo de la música no fue fácil, pues en su debut no era un instrumento popular, fue el Jazz y el Big Band quienes le dieron un realce y lo dieron a conocer, siendo una pieza clave para estos géneros.

Entre los datos curiosos para el Sax se encuentra el uso, pues fue creado para hacer música de guerra, sin embargo, su sonido no fue contemplado en esa categoría. Y con el siguiente dato nos despedimos, haga lo que hagas jamás prestes tu Sax, flauta o clarinete, pues un estudio realizado por especialistas de Estados Unidos reveló que de 13 instrumentos analizados el promedio de bacterias encontradas fueron 442 en la que destacan los estreptococos, además de encontrar 58 hongos y 19 levaduras ¡iiiuuugh!  No voy a negar que se me quitaron las ganas de tocar mi viejo saxofón, de lo que si estoy seguro es que siempre es buen momento para alegrarnos el corazón con una canción que como base tenga al Sax.

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X