Ungüentos, pomadas y cremas

Abril 13 de 2017

Un ungüento es todo aquello que sirve para ungir o untar. Los más conocidos son los ungüentos medicinales, que nos traen a la memoria los remedios de la abuela o los antiguos boticarios. Pero tenemos vestigios del uso de los ungüentos medicinales o cosméticos desde el año 1400 A.C. en el antiguo Egipto, donde ya se utilizaban este tipo de fórmulas.

La base de un ungüento o pomada es el aceite o grasa, el cual puede ser vegetal, animal o mineral incluso. Esta base es mezclada con las plantas o elementos químicos que traerán alivio a la dolencia o enfermedad. A diferencia de las cremas, que en su composición tienen agua, los ungüentos son semisólidos, por ello casi siempre los encontraremos presentados en latas, aunque ya a mediados del S.XX algunos se comenzaron a comercializar en tubos flexibles.

A la par de este tipo de envases, hacia el año 1856  se inventa la tapa con rosca y el tubo comprimible, que resultó un envase muy popular para los ungüentos y pomadas. Los primero fueron de plomo, debido a su flexibilidad más tarde fueron desarrollados otro tipo de aleaciones que no son perjudiciales para la salud y así se sustituyó el plomo.

En el año 2003, en Londres un grupo de arqueólogos se encontró un envase metálico de 2,000 años de antigüedad, de origen romano, y que incluso contenía un ungüento, que se presume era algún tipo de cosmético.

>> Ver Galería

Etiquetas: , , , , , , ,