Entrevista con Rodrigo Luna

Febrero 7 de 2012

Como anunciamos en nuestras redes, en días pasados platicamos con Rodrigo Luna, arquitecto de profesión y dedicado a la museografía. Luna ha sido el museógrafo que nos ha acompañado en nuestras exposiciones.

En esta ocasión, le preguntamos sobre las exposiciones “Colección de colecciones” y “El MODO de Tassier”, y aprovechamos para preguntarle sobre el panorama actual de la museografía en México.

Les dejamos la entrevista y agradecemos mucho a Rodrigo Luna por su participación.

El MODO¿Como trabaja un museógrafo?

Rodrigo LunaEl trabajo del museógrafo es siempre de la mano del curador y se trabaja con un guión curatorial que trata de traducir a un espacio. A veces se debe forzar al curador a salir de la investigación y hacerle entender que una exposición no es un libro y que no cabe todo lo que él quisiera. Una exposición debe provocar una experiencia y el trabajo de un museógrafo es siempre en equipo.

El MODO¿Cuál es la responsabilidad de un museógrafo?

RL. Hacer ver al curador que una exposición es para el público, es decir transmitir al curador las expectativas de espectador. Es responsable de crear una experiencia a través del espacio y las piezas, crear una buena circulación.

También es responsabilidad del museógrafo saber cuál es su lugar y respetar límites, no competir visualmente con la obra ni alterar la investigación del curador ni del trabajo mismo del artista.

El MODO¿Crees que existe propuesta museográfica en el país?

RL. Existen pocos estudios y poca gente dedicada a la museografía, sin embargo es una profesión que ha aumentado el interés a nivel profesional. Sí creo que hay propuesta. Es un proceso largo de experiencia, más que de educación académica existe mucha experimentación.

El MODO¿Cómo fue el proceso y a qué responde la museografía de “Colección de colecciones”?

RL. EL proyecto se desarrolló con Ana Elena Mallet, ella por ejemplo, entiende muy bien el proceso de edición que se requiere de un curador, es decir los recortes que se deben hacer a lista de obra por cuestiones de espacio.

Para la exposición, se tenía que resolver exhibir siete colecciones en un espacio reducido. Debido a que las colecciones tienen una independencia cada una, era necesario que existiera un hilo conductor que las uniera, lo cual resolvimos a través de una cenefa que se mete por todas partes en el museo.

Mucho de esta exposición es entender una vez más en donde está uno parado como museógrafo, no tener un papel protagonista era importante para no competir con las piezas, por lo que por ejemplo, utilizamos un color neutro en las paredes y el diseño para protección de las piezas es sencillo.

El MODO¿Cómo fue el proceso y a qué responde la museografía de “El MODO de Tassier”?

RL. En el caso de esta exposición, también se trató de resolver la exhibición de piezas en un espacio muy reducido, el cual llevamos al límite para que el público pueda circular.

La propuesta en diseño está basada en un estuche de la misma colección de Tassier. Nos gustó mucho pasar esta forma a los mismos soportes de exhibición, generando curvas y ritmo, y producimos muchos muebles para la colección que es muy amplia: lápices, dibujos viejos, dibujos nuevos, estuches de lápices, etc. Por ello también elegimos el color blanco para que la colección resaltara. Creemos que la exposición refleja a Tassier, te da idea de la abundancia que hay en la cabeza del personaje, lo cual se ve en sus notas, en sus dibujos.

>> Ver Galería