En nuestra memoria quedarás, modernista revolucionario

Enero 28 de 2016

Por Alejandro Tovar.

 

Un día como hoy pero de 1853, nació el escritor e ideólogo cubano José Martí. En el MODO queremos recordar al pensador, quien destacó por ser un precursor del modernismo literario en Latinoamérica y uno de los principales líderes de la independencia cubana.

José Martí nació en La Habana, en el seno de una familia española de bajos recursos económicos. Comenzando su adolescencia, ingresó al Colegio municipal que en ese entonces dirigía Rafael María de Mendive; éste último fraguó una relación cercana con José Martí y terminó por convertirse en una de las máximas influencias sobre su persona. Fue así como poco a poco, el joven Martí se sintió atraído por ideas revolucionarios y tras el inicio de la Guerra de los Diez Años y el subsecuente encarcelamiento de su mentor, inició su pasaje político y su camino revolucionario. Sus primeras acciones se reflejaron en diversas publicaciones en las que colaboró, tal fue el caso de la gacetilla El Diablo Cojuelo, y poco después la revista Patria Libre.

A los diecisiete años José Martí fue condenado a seis años de prisión por su simpatía con grupos independentistas; no obstante, un deplorable estado de salud y algunas influencias, lograron concederle un indulto y deportarlo a España. Aunque pueda parecer contradictorio, Martí se sintió muy agradecido con el país ibérico pero nunca pudo compaginar con su gobierno colonial.

A partir de su exilió a España, Martí comenzó una mayor actividad en el campo de las letras, en donde se reflejan sus discrepancias e ideas separatistas. Fueron años en los que el pensador cubano se trasladó por varios países de Europa y América (inclusive México, donde contrajo matrimonio); así mismo, destaca la organización de movimientos revolucionario como fueron el Partido Revolucionario Cubano y la revista Patria.

El clímax de su carrera política lo alcanzo tras entrevistarse con el general Máximo Gómez, de manera que logró poner en marcha un proceso de independencia. Al poco tiempo, Martí partió al frente de un pequeño contingente hacia Cuba, donde fue abatido por las tropas realistas cuando contaba cuarenta y dos años.

Actualmente José Martí es considerado el iniciador de la independencia cubana y uno de los máximos defensores de la libertad latinoamericana. Pero la obra de Martí no trascendió solamente en el panorama político, también fue uno de los más grandes escritores y poetas hispanoamericanos y la figura más destacada de la etapa de transición al Modernismo, que en América supuso la llegada de nuevos ideales artísticos.

Para concluir nuestro blog del día de hoy les dejamos uno de los poemas del autor cubano, que más lo ha distinguido entre los amates de las letras:

La Niña de Guatemala

Quiero, a la sombra de un ala,
contar este cuento en flor:
la niña de Guatemala,
la que se murió de amor.

Eran de lirios los ramos;
y las orlas de reseda
y de jazmín; la enterramos
en una caja de seda…

Ella dio al desmemoriado
una almohadilla de olor;
él volvió, volvió casado;
ella se murió de amor.

Iban cargándola en andas
obispos y embajadores;
detrás iba el pueblo en tandas,
todo cargado de flores…

Ella, por volverlo a ver,
salió a verlo al mirador;
él volvió con su mujer,
ella se murió de amor.

Como de bronce candente,
al beso de despedida,
era su frente -¡la frente
que más he amado en mi vida!…

Se entró de tarde en el río,
la sacó muerta el doctor;
dicen que murió de frío,
yo sé que murió de amor.

Allí, en la bóveda helada,
la pusieron en dos bancos:
besé su mano afilada,
besé sus zapatos blancos.

Callado, al oscurecer,
me llamó el enterrador;
nunca más he vuelto a ver
a la que murió de amor.

 

Etiquetas: , , ,