Cuando una dama deja caer el pañuelo…

Mayo 31 de 2018

El pañuelo es una prenda con diversos usos: para vestir, para lucir y para decir. Vamos a indicar poco a poco en este artículo qué queremos expresar con lo anterior.

En un principio nos remontaremos a su historia. En un principio, los romanos utilizaban los pañuelos para secarse la cara. Los llevaban en el cuello, en el hombro y en la mano. El rey Luis XVI es quien decide que el pañuelo debe ser cuadrado, aunque se elaboraban de todas las formas: triangulares, rectangulares y redondos. Servían para cubrirse del frío o el calor, como pareos o tapa rabos, y poco a poco se difundió como una moda entre las damas de alta sociedad, comenzando a desarrollar tamaños, colores y texturas, diversificando el uso de esta prenda.

Es entonces cuando el pañuelo se convirtió en un elemento esencial para transmitir mensajes entre los amantes. Cada acto de la mujer en la sociedad de aquel entonces debía ser sumamente cuidadoso y sutil; fue entonces que se creó un lenguaje con códigos de aquella prenda para transmitirle las intenciones a la pareja o el interesado.

Cuando una dama dejaba caer un pañuelo, le indicaba al caballero que deseaba iniciar el cortejo amoroso con él. Si una mujer fingía leer las iniciales de su pañuelo, en realidad le indicaba al interesado que había leído su carta, y si ella lo doblaba guardándolo en su bolso, le prometía escribir respondiéndole.

Doblar el pañuelo por las puntas opuestas era una forma de indicar su asistencia a misa y que allí la esperase. Agitar el pañuelo con ambas manos anunciaba un trágico final, pues la dama se había enterado de que él le regalaba atenciones a otra dama. Por el contrario, pasarse el pañuelo por la oreja derecha le indicaba a su pretendiente de que sabía que le era fiel.

Con el pañuelo también se diseñaron códigos para indicar el estado civil de la dama. Llevar la prenda anudada en una mano expresaba que ella se encontraba comprometida, y si lo llevaba atado en el dedo anular, indicaba que ya estaba casada.

Ya en el siglo XX, en el glamour de los ’50 y ’60, íconos de la belleza, tales como Audrey Hepburn y Grace Kelly, popularizaron su estilo llevándolo anudado sobre la cabeza. La gran versatilidad de esta prenda hizo que se incorporara a estilos más transgresores como la moda rock and roll en la que se utilizaban cortos y anudados al cuello, o la moda hippie, en la que se anudaban alrededor de la cintura o se utilizaban en la cabeza como una banda.

El pañuelo se puede utilizar en una diversidad y multiplicidad de estilos. Pañoletas, fulares, palestinas, pareos, chales, pashminas, entre varios más, dependiendo el tono, la forma… y la personalidad.

>> Ver Galería

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,