_MG_1280

Desempolvemos nuestros viejos casetes

Abramos juntos la caja de los recuerdos y desempolvemos nuestros viejos casetes ¿Qué? ¿Disculpa, casete? Estas son algunas preguntas que seguramente te estarás haciendo si naciste en el año dos mil, te explico; antes de que pudiéramos pensar en tener un celular, tablet o dispositivo donde reproducir, almacenar y editar nuestra música favorita, existieron soportes de grabación que ayudaron a ponerle sabor a nuestros días. Claro, cada uno tiene su historia y aquí hemos hablado de algunos, como el vinilo, aquel disco gigante que era capaz de grabar hasta 45 minutos de buena música, pero hoy toca el turno del casete.

Su descripción rápida seria, cuadrado, pequeño y lleno de cinta negra, aunque eso no basta para realmente repasar los beneficios que trajo este invento a la industria de la música y a nuestras vidas, por tal razón hoy te compartiremos algunos datos que te ayudaran a conocer y entender la música a través del casete, así que saca tu pluma y dale vuelta a la cinta. ¡Entendí esa referencia!

Todo empieza en las filas de la empresa Philips donde se desarrollaba tecnología que en ese entonces era fantástica, entre el equipo encargado de inventar esta increíble tecnología se encontraba un hombre llamado Lou Ottens a quien se le atribuye el cassette compacto y las bases para el desarrollo del CD, entre muchas cosas más. Ottens da a conocer su invento en agosto de 1964, que inicialmente estaba pensado solo para grabación de voz, pero dado al éxito y las características, se utilizó de forma masiva para la grabación y reproducción de música, dándoles el nombre característico de musicassettes cuando se utilizaban para este fin.

 

Los años maravillosos del casette seguían su marcha, compañías como Sony entraban en juego con sus medios de grabación como el Casete compacto C-60 presentado en 1966 o Serie LC del año 1976 que incorporaba una cinta magnética de 6,3 mm de ancho que le daba una mayor calidad a la hora de grabar. Y si, analizando la historia podemos encontrar que las ventajas de este soporte eran su maravilloso tamaño, la calidad a la hora de grabar y su fácil desarrollo, estos pasos fueron el boom en la industria, aunque faltaba la cereza del pastel. Es justamente la compañía Sony quien le pondría el toque mágico a nuestros casettes con su maravillosos Walkman, que era el reproductor portátil, con el cual podías llevar tu música a cualquier lado, este dispositivo es el TPS-L2 lanzado en 1979 y aunque en un principio no se creía en él, fue todo un éxito, convirtiéndose, por así llamarlo, el tatarabuelo de los dispositivos actuales.

Ahora si ya sabes lo que es un casette, casete o casete compacto, no importa en qué año naciste la historia de la música va en cadena y hay muchas cosas interesantes en esa cadena, hoy toco hablar de casette, como ya hablamos del vinilo, quizá en un futuro toque adentrarnos en la historia de la música por medio de apps y quizá en un futuro no muy lejano estemos aquí todos juntos, pasándonos música por medio de sistemas adheridos a nuestro cuerpo, todo es posible.

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X