Cocina y televisión

Diciembre 12 de 2016

Durante la segunda mitad del siglo XX, los programas televisivos fueron fundamentales para diseminar el conocimiento gastronómico y también para hacer accesible muchas de las técnicas y conocimientos de la “alta cocina” a un público masivo.

En Estados Unidos, fue la autora de libros Julia Child quién logró convertirse en una popular figura televisiva que con sus programas de recetas, hizo que los norteamericanos se relacionaran de otra manera con la comida y sus formas de prepararla. En México, Josefina Velázquez de León, fue quizás, la primera figura femenina que se encargó de adoctrinar a las mexicanas en las artes culinarias. Escribió entre 1940 y 1960 más de 150 recetarios de cocina, tuvo una academia en la calle de Bolívar, en la Ciudad de México, un programa de radio, una columna en la revista Social y un programa de televisión. Sus alcances y su programa educativo en cuanto a la gastronomía siguen aún hoy, sin revisarse y valorarse.  

Apenas 7 años después del primer programa de Julia Child, surgió en México, el programa de Chepina Peralta que se convirtió en algo no sólo sumamente popular sino cercano a la mayoría. Josefina Sánchez Quintanar (Chepina) protagonizaba un segmento de 15 minutos donde mostraba, en vivo, cómo hacer deliciosos platillos paso por paso. De ahí vinieron programas de radio, conferencias y un gran número de libros publicados y vendidos.

En la primera década de este siglo, el Canal Gourmet (Gourmet Channel) con sus programas dedicados a las preparaciones de un solo chef durante media hora, fue fundamental para popularizar las figuras de los cocineros estrella (Star Chefs) en América Latina pero también para hacer accesible el conocimiento gastronómico y las técnicas de cocina recientes a un público más amplio.

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,